Nueva Castalia

QUIENES SOMOS

He Aquí un lugar al cual el Peregrinaje de nuestra vida nos trajo, siguiendo la ruta del despertar interior, de ese Despertar que nos acerca al Mundo de la Totalidad, de la Unidad, del Amor, de lo Cósmico, del Silencio y de la Sencillez. Donde la brisa matinal, el mate y la sonrisa nos recuerdan agradecer el estar vivos, presentes y participantes.
En las sierras de Kuniputo, próximas al mágico rio Quilpo, nos asentamos y comenzamos con la tarea de construir un lugar donde los sueños fueran el Aquí y Ahora. Con el intento de vivir el experimento de un nuevo paradigma: retornar al origen, a la conexión con la Naturaleza y con la Vida. Compartir con otros la cotidianeidad, un proyecto, un intercambio de saberes y actividades que nutran el largo camino de encuentro con nuestro Si Mismo, el Orden Cósmico y la Plenitud.
Así fuimos creciendo, mientras nos enredábamos con espinillos y churquis, quitando piedras para el camino, y nuevamente acomodándolas, dando a cada cosa su lugar, y en el trayecto encontrando el nuestro.

Todos de algún lado venimos.
Por algo estamos aquí.

Qué es Nueva Castalia?

Es un lugar en medio de las montañas de San Marcos Sierras, tierra virgen, donde el silencio y la frescura viva de lo Real, nos llevan fácilmente a la introspección y a la conexión con uno mismo y con la naturaleza.
Aquí el sol es apasionado en verano y el silencio nos acaricia... todo el año. Con flora y fauna por descubrir y senderos que invitan al recorrido por el paisaje, pero también por nuestra propia naturaleza. Espacio para el descanso y la reflexión, para un impasse en la agitada carrera de lo cotidiano.
Este lugar fue preparado con amor, para caminantes, soñadores y buscadores en su travesía de retorno al origen, a su sí mismo, a la Pacha Mama, a las Estrellas. Aquí podemos recibir grupos que busquen esa Tierra Fértil donde sea más fácil que florezcan las semillas nuevas que quieren nacer.
Nueva Castalia es en definitiva un lugar de Encuentros, para integrar e integrarnos a los otros, a nosotros mismos y al Todo.

Cómo nace Nueva Castalia?

Nace de un pequeño grupo de personas que seguimos un ideal y un trabajo interior, buscando corregirnos, sanarnos y armonizarnos. De este modo intentamos llevar a lo cotidiano aquello de que es posible vivir de "Otra Manera".
En Armonía, en Plenitud, integrados e integrándonos a todos y a Todo.
Llevando a la Realidad lo planeado en el Mapa.

Dónde está Nueva Castalia?

El campo se encuentra ubicado muy próximo al centro de San Marcos Sierras. Está bordeado por un lado por el camino de montaña que va a Capilla del Monte y por el otro, por el que va a Cuchi Corral y La Cumbre.

Es tierra de chañares, mistoles, algarrobos, quebrachos blancos y colorados, tintitacos, tunas, jarillas , hierbas medicinales donde con naturalidad se desarrollan abejas, perdices, pájaros, zorros, iguanas y tantos otros.

Sus quebradas y montañas, enmarcan con belleza la posibilidad para un trabajo interno, tanto para individuos como para grupos.

COMO LLEGAR:
Nueva Castalia
Nueva Castalia

Qué actividades se realizan y cómo puedo participar?

En nuestro lugar se dan cursos, talleres, retiros y convivencias de distintas temáticas y disciplinas que nos aporten y enriquezcan en nuestra conciencia, sanación, armonía y reconexión con nuestro ser Total, nuestra Luz, la verdad interior, la paz y la gracia. Nuestro objetivo es contribuir a la Libertad Espiritual. Al empoderamiento de los individuos, a recordar su verdadera naturaleza.

También se ofrece el lugar para recibir grupos de trabajo interno. Este es un ámbito de carácter íntimo y a la vez familiar que favorece el intercambio y el enriquecimiento con el otro y con lo distinto.

De igual forma recibimos a personas que busquen compartir experiencias o trabajar individualmente, procurando que la vida cotidiana se convierta en fuente de aprendizajes mutuos.

Ver más detalles en AQUÍ

Para consultas particulares, dirígete a:

Nuestra Historia

En nuestros inicios configuramos un grupo, que en su primera etapa fue conducido por Emilio T. M. Rey, quien fuera nuestro maestro y guía y quien nos ayudó a comprender, despertar, estar atentos, fuertes, críticos y a creer que
"Todo lo imaginable es posible."

Nueva Castalia


Nuestro camino estuvo signado por la impronta de las Escuelas Integrativas, teniendo a Gurdjieff como máximo referente en cuanto a doctrina. Navegamos además por las líneas de otras escuelas integrativas, como el sufismo y el zen, cuyas herramientas, alimentaron esta maravillosa experiencia del Despertar.

En nuestra matriz constitutiva, ese espíritu de integración, se fijó en Armonizar en uno mismo, lo de Arriba con lo de Abajo, el Cielo y la Tierra, separando lo Grosero de lo Sutil, utilizando las cuatro áreas del conocimiento: Arte, Ciencia, Filosofía y Religión que en un espiral ascendente conducen hacia el conocimiento unificado.

Nuestra vida cotidiana ha intentado ser un permanente esfuerzo consciente para estar alerta y no perder momentos de reunir en nuestro interior esa fuerza que surge de reencontrarnos en unidad con el Todo, en todas las cosas.

Los principios teóricos debían ser puestos en acción, con amor, buscando siempre la armonía. Esa búsqueda fue llevándonos por estrechos desfiladeros, y anchas avenidas, en la que aprendimos a reconocer nuevas herramientas que mañana serían viejas.

Lanzarnos a la búsqueda de un lugar, nuestro lugar, fue concretar parte de lo que sería nuestro destino y nuestro Trabajo. Para ello, fuimos preparándonos con talleres y cursos en el Instituto y con trabajos de campo que ponían a prueba lo aprendido y, mientras tanto, compartíamos experiencias de vida comunitaria en la ciudad, comenzábamos a integrarnos en una economía común, aprendiendo de nuestros errores, cayéndonos y volviendo a levantarnos, sin perder el Propósito de Vida, que fue siempre nuestro norte.

Así, entre lo mágico y lo real, entre nuestras posibilidades y nuestros límites reconocidos, con gran fe en la vida y el destino, nos dispusimos al viaje de comprar un campo, y vivenciar plenamente, la comunidad que en ese momento encarnábamos. Nada fue fácil, ni tampoco tan difícil. Pudimos asimilar las lecciones que la vida nos tenía preparadas, y así crecimos, aprendiendo el desapego, y la libertad que de él resulta. Construimos nuestras casas, crecieron nuestros hijos, nos fuimos hermanando con el lugar, con nuestra Pacha Mama que nos cobijó bajo este cielo tan bello y profundo. Tal vez, lo más importante de nuestro experienciasea, el intento auténtico de llevar al terreno de la vida cotidiana lo visualizado en el mapa.

Desarrollamos diversos emprendimientos, buscando la auto subsistencia, y la inserción armónica en la Matriz social.Y algunos de estos emprendimientos, además de ser aprendizaje para nosotros mismos, fueron puestos a disposición de amigos, y buscadores para que fuese campo de entrenamiento, para experimentar ahí la integración de los saberes en el mundo material, con sus presiones, sus exigencias, sus mecanicidades.

Estamos en una nueva etapa, sin Emilio ya y con él en nuestro corazón, abriéndonos más, más expuestos, más desnudos, como la planta cuando brinda su fruto, para que a otro le sirva, dejando caer las semillas de lo vivido y nutrir, al mismo tiempo que somos nutridos por esa hermosa completitud que da el integrar lo nuevo, lo distinto, que trae el Otro.

Construimos un Rancho, albergues, jardines y un Octógono, preparado para recibir grupos en un área del campo que destinamos para esto que Emilio en su momento denominó: el área de las Ideologías.

En este abrirnos al mundo, recibimos nuevas herramientas, nuevos instructores y maestros, constelaciones familiares de la mano de BertHellinger, TiuBolzman, Liliana Inglese, Miguel Sciavo y otros, aprendimos de plantas, a limpiarnos, a nutrirnos y sanarnos con lo que la naturaleza en su infinita sabiduría nos regala, y fue Omar Riacci quien nos guio, y vino también el conocimiento de Michael Fikaris, y con el todo el programa para el desarrollo espiritual a través de la Fundacion para la Libertad Espiritual, así como la hermosa experiencia del retiro del vivir de luz a travez de jesmugeen, y Elcy Sideral.

Gradualmente se va llenando de nuevos compañeros de ruta. Aparecen y nos visitan Guías y Maestros nuevos, grupos diversos, que en fina armonía se van integrando mientras el Tiempo observa nuestras transformaciones, en una sonrisa, en una canción, con la calidez del sol, o la claridad de la Luna...
Y en este instante, entraste TU.